Interbusca

Usuario

Contraseña

 
Comunidad
Internacional > Caminar entre minas para llegar a la escuela en Zimbabue

04-02-2018, 11:16h.

Votos 0

Lecturas 109

Comentarios 0

Caminar entre minas para llegar a la escuela en Zimbabue

Aumentar Reducir
 
 
Añadir Favoritos
Votar Noticia
Enviar a un amigo
Imprimir Noticia
Añadir comentario
Ver Comentarios

Instalar Plugin Adobe Flash

Get Adobe Flash player

HALO Trust trabaja en el desminado de la localidad de Chivere, donde ha destruido casi 12.000 minas

CHIVERE (ZIMBABUE), 4 (Por HALO Trust)

Imagina que tus hijos tuvieran que cruzan un campo de minas para ir a la escuela. ¿Qué ocurre si se salen del camino? ¿Qué hacen si uno de sus amigos se mete en la zona de peligro?

Esta era la realidad para más de la mitad de los 400 alumnos que asisten a la escuela primaria Ganganyama, en la localidad de Chivere, en el noreste de Zimbabue. Muchos de ellos tienen que caminar más de 4 kilómetros para ir a clase y la mitad lo hace atravesando el campo minado o junto al mismo. Cada día, los padres se preocupaban de si sus hijos volverían a casa sanos y salvos.

"Caminamos con otros niños de nuestra aldea. Cuando llegamos al campo de minas, caminamos en fila de uno. Da miedo caminar entre las minas", cuenta Yellow Kamfundza, de 12 años. "Cuando pasamos, tenemos miedo porque si nos salimos del camino podríamos hacernos daño", añade, explicando que se advierten "unos a otros de seguir en la senda".

"Conozco a un alumno que tuvo un accidente hace unos años, un chico llamado Tavadzo, que resultó gravemente herido cuando yo estaba en cuarto curso", rememora Yellow.

HALO comenzó a trabajar para limpiar el campo de minas en torno a la localidad de Chivere en 2016, empleando a un equipo de 112 desminadores zimbabuenses. En los últimos 18 meses han trabajado sin descanso, limpiando 276.063 metros cuadrados de tierra (el equivalente a 68 campos de fútbol) y destruyendo 11.546 minas. Para los residentes, ha sido un alivio ver trabajar a los desminadores, haciendo que las tierras sean seguras.

"Todos nos enseñamos entre nosotros a tener cuidado con las minas. Caminamos juntos en grupos y nos aseguramos de que los niños más pequeños no se salen de la senda", explica Damson Shimakon, de 10 años. "A veces, tenemos que esperar en el camino cuando los desminadores están llevando a cabo demoliciones", añade, asegurando que "es excitante escuchar el 'bang' cuando las minas están siendo destruidas".

Romeo y su mujer, Bibai, tienen cinco hijos, dos de los cuales están en edad escolar y actualmente acuden a la escuela Ganganyama. Antes del desminado, Bibai dice que los niños tenían que hacer un gran rodeo para cruzar el campo minado por una senda relativamente segura. Ahora, tras el desminado, su camino a la escuela se ha visto reducido de dos horas a 45 minutos.

"NUESTROS HIJOS LLEGARÁN A CASA A SALVO CADA DÍA"

"Los niños solían llegar a casa de la escuela agotados, pero ¡ahora llegan con las caras sonrientes! También estamos contentos de saber que llegarán a casa a salvo cada día. Todos nos sentimos más seguros ahora y confiamos en que los desminadores están haciendo un gran trabajo", comenta Bibai.

"Es un gran alivio ver aquí a los desminadores. Se puede imaginar, tenemos a niños de tan solo 4 años que caminan hasta 10 kilómetros desde casa y luego tienen que cruzar un campo de minas para llegar a sus clases", comenta Mososa Moshunt, uno de los profesores de Ganganyama. "Es una locura y estamos encantados de que pronto la vida aquí vuelva a ser segura para todos", añade, agradecido del "trabajo bien hecho" por los desminadores de HALO.

Ahora, Yellow, Damson y sus amigos en la escuela Ganganyama caminan a clase con sonrisas en sus caras y sus profesores ya no temen perder a otro niño en el campo minado.

Sin embargo, aún hay mucho trabajo por hacer. Chivere es solo una de las muchas localidades que están afectadas por las minas a lo largo de la frontera norte de Zimbabue. Una vez la limpieza se haya completado en Chivere, los desminadores se trasladarán hacia el este.

La escala del trabajo es inmensa: un frente de minas de 209 kilómetros aún está pendiente de limpiar, con unas 5.500 minas que se estima que esperan en cada kilómetro. Hace falta el apoyo de los donantes, grandes y pequeños, para que todos los niños de Zimbabue puedan caminar seguros a la escuela.

((Este artículo fue publicado inicialmente aquí))

Compartir

Últimos comentarios

No hay ningún comentario para esta noticia, si quieres añadir alguna pulsa aquí.

Noticias

Instalar Plugin Adobe Flash

Get Adobe Flash player

Lo último

Horóscopo del día

Piscis

20/2 - 20/3

Puede haber gente que se aproveche de ese gran corazón que tienes para engañarte o abusar de tu confianza. Esto no debe hacerte perder la limpieza de tus intenciones, ni la ternura de tu alma, pero debes vigilar que, a las personas a las que ofreces tus sentimientos de cariño y amistad, sean merecedoras de ello. Tú eres una persona que actúa guiada por sentimientos profundos de amor hacia los demás y eso te hace especialmente vulnerable.

© 2004 - 2018 - Hispanetwork Publicidad y Servicios, S.L.

Noticias - Internacional - Caminar entre minas para llegar a la escuela en Zimbabue